Más cosas sobre LibreOffice, la suite ofimática de código abierto

Más cosas sobre LibreOffice

En un artículo anterior, hice un breve repaso de la historia del proyecto LibreOffice, desde sus comienzos como procesador de textos para computadoras hogareñas, hasta la suite ofimática multiplataforma que conocemos hoy.

Los usuarios de Linux estamos bien familiarizados con las cualidades de esta suite ofimática. Pero, hay mucha gente a la que en los colegios solo le enseñaron que existe Microsoft Office, o que debido a que su relación con la informática es básicamente con los móviles  solo utiliza Google Docs. De ahí que, aunque para muchos pueda resultar obvio, me parece conveniente recordarlas.

LibreOffice es una suite ofimática que está compuesta por las siguientes aplicaciones:

  • Writer: Procesador de textos.
  • Calc: Programa de planillas de cálculo.
  • Impress: Herramienta para la creación de presentaciones.
  • Draw: Utilidad para la creación de diagramas y esquemas.
  • Base: Asistente para la creación y gestión de bases de datos
  • Math: Se utiliza para expresar fórmulas matemáticas.

Cabe mencionar que aunque la suite ofimática se puede descargar y utilizar en forma gratuita, es posible obtener soporte corporativo.

  • Desarrolladores certificados de LibreOffice: Son especialistas con capacidad demostrada para dominar el código de LibreOffice: desarrollar nuevas características; proporcionar soporte a usuarios empresariales, encontrar soluciones e implementarlas. Las soluciones desarrolladas se ponen a disposición de la comunidad.
  • Consultores certificados de Migración a LibreOffice: Estos profesionales aplican el protocolo de migración desarrollado por The Document Foundation o uno alternativo para desplegar LibreOffice en grandes organizaciones. Su objetivo es reducir al mínimo la pérdida de productividad y la resistencia al cambio desde alternativas privativas.
  • Entrenadores profesionales de LibreOffice: Son personas con la habilidad de crear programas de entrenamiento en todos los niveles para utilizar la suite ofimática. Pueden hacerlo utilizando los protocolos de la Fundación o uno alternativo.

Más cosas sobre LibreOffice. Sus puntos fuertes.

Algunos de los motivos por los que darle una oportunidad a la suite ofimática LibreOffice son:

  • Multiplataforma: El programa es compatible con casi todas los sistemas operativos de escritorio; Windows, macOS, Linux, FreeBSD, NetBSD, OpenBSD, y Haiku. En Chromebook puede usarse la versión Linux en los equipos más modernos o un fork llamado Collabora Office en forma nativa.
  • Versión portable: La versión Windows del programa puede descargarse en un pendrive y usarse sin instalar.
  • Integración de todas las aplicaciones: Desde cualquiera de los programas de la suite pueden abrirse y crearse documentos de las otras aplicaciones. Por ejemplo, desde Writer podemos crear una planilla de cálculo.
  • Complementos: LibreOffice puede ampliar sus funcionalidades con más de 390 extensiones propias y más de 800 de LibreOffice.
  • Ayuda a la escritura: Si la ortografía no es lo tuyo, no te preocupes. LibreOffice cuenta con un sistema de revisión gramatical y diccionarios adicionales entre las extensiones.
  • Acceso a imágenes: Mediante una extensión se puede acceder al repositorio Openclipart.org. Soporte parcial para insertar emojis.
  • Creación de script: LibreOffice trabaja con los lenguajes de programación LibreOffice Basic, JavaScript, BeanShell y Python.
  • Comunicación con software de gestión de documentos: Soporte para Alfresco, Google GDrive, Nuxeo, MS SharePoint, MS OneDrive, IBM FileNet Lotus Live Files, Lotus Quickr Domino, OpenDataSpace y OpenText ELS.
  • Importación de documentos en formatos privativos: LibreOffice puede abrir los siguientes formatos: CorelDraw (v1-X7), Corel Presentation Exchange, Adobe/Macromedia Freehand (v3-11), Adobe PageMaker, Zoner/Callisto Draw (.zmf), QuarkXPress 3.1 a 4.1, MS Visio (2000-2013),
    DXF, MET, PBM, PCD, PCX, PGM, PPM, PPM, RAS, SGF, SVM, TGA, XBM, XPM, BeagleWorks, ClarisWorks, GreatWorks, MacPaint, MacWorks, SuperPaint, MacDraw, MacDraw II, RagTime for Mac 2-3, ClarisDraw, MacDraft entre otros.
  • Motores de base de datos: FirebirdSQL es el motor por defecto para la creación de base de datos. Además puede conectarse a MariaSQL y PostgreSQL.

Formatos de documentos

LibreOffice puede trabajar sin problemas con los formatos nativos de Microsoft Office casi sin fallas de compatibilidad. Pero, su formato nativo es el OpenDocument Format. Este formato fue declarado como un estándar internacional bajo la denominación ISO/IEC JTC1 SC34.

La idea fue crear una alternativa a los formatos cerrados de almacenamientos de documentos que dependen de las decisiones comerciales de empresas privadas.

La utilización de ODF garantiza que el formato en el que fueron almacenados los documentos no determinen el software con el que se trabaja (o a la inversa). Los archivos en el formato OpenDocument (ODF) son independientes de la plataforma y no dependen de ningún tipo de software específico.

Aunque técnicamente se utiliza el mismo formato independientemente de la función del programa, para hacer más fácil la localización de los archivos se utilizan diferentes nombres para las diferentes aplicaciones. Por ejemplo: .odt (texto) .ods (para hojas de cálculo), .odp (para presentaciones)

from Linux Adictos https://ift.tt/2ViLIOf
via IFTTT

Qué hay detrás del código. Breve historia del proyecto LIbreOffice

Qué hay detrás del código. Historia de LibreOffice

Dicen las malas lenguas que la mayor contribución de Oracle al software libre fue haber hecho enojar tanto a gran parte de los desarrolladores de OpenOffice. Estos, desconfiando de las intenciones de la compañía, decidieron crear su propio proyecto.

Podemos discutir horas si El Gimp es una alternativa a Photoshop o si cualquier distribución Linux es mejor que Windows. Pero, en el 2009, nadie en su sano juicio hubiera dicho que OpenOffice era una alternativa válida a Microsoft Office. De hecho, gran parte de las distribuciones Linux venían con una versión ligeramente mejorada llamada OpenOffice Go y traían en sus repositorios (al menos Ubuntu) un lector de los formatos de archivos de Microsoft Office que corría bajo Wine.

Todo cambió cuando un grupo de desarrolladores decidió crear un proyecto independiente fusionando el código de OpenOffice y OpenOffice Go, naciendo así LibreOffice. Al tiempo constituyeron una entidad para garantizar el financiamiento y la continuidad del proyecto. The Document Foundation.

En lo personal, no me gusta hablar del software libre en términos de A como alternativa a B. Tampoco hacer hincapié en los méritos filosóficos de las licencias libres. Creo que si no se pueden usar las propias prestaciones del programa para recomendarlo, entonces no merece la recomendación. La posibilidad de leer y modificar el código es irrelevante si no eres programador, la de poder guardar tus documentos sabiendo que la posibilidad de acceder a ellos en el futuro no depende de los caprichos de una empresa.

Nace una estrella

Los orígenes de lo que hoy conocemos como LibreOffice hay que rastrearlos hasta la década del 80 cuando un programador alemán llamado Marco Börries creó un procesador de textos para las home computer y MS-DOS llamado StarWriter. Luego fundó Star Division. Luego se agregaron una planilla de cálculo y un programa de dibujo por lo que el trío pasó a venderse con el nombre de StarOffice. La segunda versión de la suite ya contaba funcionaba también con Mac.

Algunos años después, un fabricante de hardware llamado Sun Microsystem compró la empresa de Börries. Sun no tenía tradición en la distribución de ese tipo de software, y algunos creen que le resultaba más barato comprar una empresa que desarrollara suites informáticas que pagarle a Microsoft lo que pedía por las licencias para sus miles de empleados.

No es tan descabellado como parece si tenemos en cuenta que en el 2000 la firma permitió la descarga gratuita de StarOffice 5.2 y también la repartió en cedés que se conseguía en revistas.

Algunos años antes, Netscape Communications, ante la imposibilidad de competir contra Microsoft, había decidido liberar el código fuente del navegador Netscape. Eso fue la base del navegador que hoy conocemos como Firefox.

Sun decidió seguir el mismo camino y liberó el código de StarOffice en el año 2000. Dos años después llegaba OpenOffice.org 1.0.

El 2005 nos trajo la versión 2.0 y un nuevo formato de archivo. El formato de documentos abiertos (ODF). La idea era que los documentos creados con OpenOffice pudieran ser leídos por cualquier otro programa asegurando que siempre se pudiera acceder a ellos.

Hoy hasta Microsoft Office soporta al formato ODF, y, al mismo tiempo, cada nueva versión de LibreOfice mejora el soporte para los archivos nativos de esa suite ofimática.

Qué hay detrás del código. El rol de The Document Foundation

Detrás del proyecto LibreOffice está The Document Foundation. TDF fue creada como una fundación benéfica bajo la legislación alemana. La entidad está abierta tanto para la participación de individuos como de empresas y estados.

En la declaración de su misión dice

The Document Foundation tiene la misión de facilitar la evolución de la Comunidad LibreOffice hacia una nueva organización abierta, independiente y meritocrática. Una fundación independiente refleja adecuadamente los valores de nuestros contribuyentes, usuarios y partidarios, permitiendo una comunidad más efectiva, eficiente y transparente. La TDF protegerá las inversiones pasadas aprovechando los logros de la primera década con OpenOffice.org, fomentará una amplia participación dentro de la comunidad y coordinará las actividades en toda la comunidad.

from Linux Adictos https://ift.tt/33uy6nu
via IFTTT

El Samsung Galaxy M51 y el Galaxy A31 se actualizan a One UI 2.5 con mejoras en la cámara, parche de seguridad de noviembre y más

El Samsung Galaxy M51 y el Galaxy A31 se actualizan a One UI 2.5 con mejoras en la cámara, parche de seguridad de noviembre y más

Toca hablar de novedades en torno a Samsung en referencia a dos de sus terminales más populares como son el Samsung Galaxy A31 y el Galaxy M51, dos teléfonos que ahora ven como se actualiza la capa de personalización al dotarlos de One UI 2.5 al igual que otros de sus hermanos de catálogo.

Del Galaxy M51 ya tuvimos un completo análisis. Un terminal que ha llegado a España hace unas semanas presumiendo de una gran batería. Por su parte, el galaxy A31 es otro modelo que ya pasó por nuestras manos y que con una gran batería, fue lanzado en la primera parte del año. En ambos casos, recibirán su correspondiente ración de One UI 2.5. Continue reading