Qué es y para que sirve ChatGPT

Explicamos qué es ChatGPT y en que se diferencia de otros bots conversacionales

Ahora que la burbuja del Metaverso se va desinflando, una nueva palabra está ocupando su lugar en redes sociales, blogs y videos relacionados con la tecnología. En este post te explicamos qué es y para qué sirve ChatGPT.

Para contarlo en pocas palabras, el inquieto señor Elon Musk fundó un laboratorio de investigación sobre inteligencia artificial llamado OpenAI. Ese laboratorio creó un modelo que permite interactuar con una inteligencia artificial como si se conversara normalmente. Pero, bastante antes que eso Musk ya se había ido.

Qué es y para que sirve ChatGPT

En las propias palabras de la web del proyecto:

Hemos entrenado un modelo llamado ChatGPT que interactúa de forma conversacional. El formato de diálogo hace posible que ChatGPT responda preguntas de seguimiento, admita sus errores, cuestione premisas incorrectas y rechace solicitudes inapropiadas. ChatGPT es un modelo hermano de InstructGPT, que está capacitado para seguir una instrucción o una pregunta y brindar una respuesta detallada.

Lo que hace diferente a ChatGPT de otros bots conversacionales es que no trabaja sobre la base de un conjunto de reglas o comandos ya que las respuestas a los usuarios surgen del aprendizaje automático. Este aprendizaje se basa en una enorme cantidad de datos provenientes de hilos de foros en línea, artículos en blogs, posteos en redes sociales y otros muchos orígenes. Esta información ayuda a que ChatGPT  aumente su comprensión sobre el lenguaje natural lo que le permite identificar y responder mejor al propósito de la pregunta. Entre esas fuentes de conocimiento ya no está Twitter, En su cuenta de la red social, el millonario sudafricano aclaró:

No es sorprendente, ya que acabo de enterarme de que OpenAI tenía acceso a la base de datos de Twitter para capacitación. Lo puse en pausa por ahora.

Necesito comprender más sobre la estructura de gobierno y los planes de ingresos (De  OpenAI)  en el futuro.

OpenAI se inició como código abierto y sin fines de lucro. Ninguno de los dos sigue siendo cierto.

Un bot conversacional (Chatbot) es una aplicación de software que puede interactuar en una conversación similar a la humana en función de las indicaciones del usuario. En el caso de ChatGPT, sus desarrolladores prometen que es capaz de simular diálogos, responder preguntas de seguimiento, admitir errores, desafiar premisas incorrectas y rechazar solicitudes inapropiadas.

Sin embargo, esta capacidad no se limita a cuestiones profundas sobre intrigantes enigmas científicos. También se le pueden plantear temas como eventos deportivos o pedirle su opinión sobre el clima. Entre los usos posibles están la creación de contenidos, la adecuación en tiempo real de campañas de marketing digital, la atención a consumidores y el hallazgo y corrección de errores en programas de computación.

De todas formas, no todo es tan perfecto como suena. Los propios desarrolladores detectaron una tendencia a responder con «respuestas que suenan plausibles pero incorrectas o sin sentido». Además, como algunos expertos humanos, parece que habla demasiado.

El modelo a menudo es excesivamente detallado y usa en exceso ciertas frases, como reafirmar que es un modelo de lenguaje entrenado por OpenAI. Estos problemas surgen de sesgos en los datos de entrenamiento (los entrenadores prefieren respuestas más largas que parezcan más completas) y problemas de sobreoptimización bien conocidos

Quise probar personalmente ChatGPT para incluir ejemplos en este artículo, sin embargo, después de pedir mi correo electrónico y una contraseña, verificarlo, poner mi nombre y mi teléfono, escribir el código que me mandaron al teléfono y explicar mi propósito, me pidieron que mandara un mail comentándoles para que quería el acceso. Tendremos que conformarnos con los ejemplos de la web del proyecto. 

Es demasiado pronto para saber si de ChatGPT saldrá algo y la Inteligencia Artificial cumplirá sus promesas. Vengo esperando desde 1985 la desaparición del teclado y el reemplazo definitivo del papel en las oficinas y trámites. Como muy bien lo definió el twittero @OrwellGeorge:

Cuando era chico me hacían dibujar sobre el 2022 y hacia autos voladores. Mañana en el censo 2022 van a venir a preguntarme si tengo inodoro.

Como dato anecdótico, ese censo salió mal por falla en la recogida de datos y probablemente tenga que repetirse el año próximo.

from Linux Adictos https://ift.tt/kMn2eIU
via IFTTT