Nuevo episodio en el lenguaje correcto: ¿llegará el día en el que ya no «mataremos» aplicaciones?

Matar o no matar, lenguaje correcto

Hace ahora algo más de dos años, en verano de 2020, se confirmó que Linux iba a dejar de usar términos como «esclavo» o «lista negra». El objetivo fue usar lenguaje inclusivo, algo que en ocasiones llega a ser absurdo, como cuando compañías de cosméticos dejan de usar la palabra «blanqueador», por si ofende a alguien. Aquello fue noticia porque Linux no es precisamente un proyecto pequeñito, pero ya entonces nos hacíamos la pregunta: «¿cómo tendremos que hablar el resto para ser correctos, no criticados ni crucificados?«.

En lo personal, yo conozco la existencia de Linux desde el año 2002. Fue entonces cuando el primero en hablarme de, creo, Mandrake me dijo algo así como que eso de que un programa se queda colgado y no puedes hacer nada con él en Windows no pasa en Linux, porque en Linux se podían «matar» los programas. Aún hoy en día, si Kodi decide que no quiere cerrarse en mi Ubuntu, voy al Monitor del sistema y lo «mato». Esta palabra también podría tener los días contados, si se sigue con el camino que han marcado los desarrolladores de Bottles.

Bottles deja de usar «matar» porque es lenguaje violento

GNOME publica artículos semanales en TWIG (This Week In GNOME, Esta Semana En GNOME en español), y en su entrada de ayer nos hablaron de una nueva versión de Bottles. Entre sus novedades, podemos leer:

[…]»matar» fue renombrado a «forzar parada» para evitar el uso de términos violentos[…]

Al leerlo, uno sólo puede pensar en que estamos llegando a un punto en el que lo que vimos en Demolition Man, que nos hacía reír, se convertirá en realidad. Para el que no conozca la película, y aunque creo que hemos hecho referencia a ella alguna vez en artículos como este, estaba prohibido decir tacos, incluso la sal era ilegal por ser mala para la salud, por no hablar de que el sexo físico estaba totalmente descartado. En su intención por eliminar todo lo que se consideraba malo, crearon una sociedad en la que lo bueno era lo único que existía y esperable, convirtiéndolos a todos en inútiles e incapaces de solucionar cualquier problema real. Es lo que tiene la sobreprotección.

Puede sonar absurdo, pero es que uno piensa «¿A partir de ahora tendremos que forzar la parada de moscas y mosquitos?». Al final, cada uno es libre de usar el lenguaje que quiera, pero yo sólo pienso en que hace tiempo que nos estamos pasando. Y para que esto no se quede así, en un artículo serio (de hecho yo siempre estoy bromeando), lo dejaremos en eso, en que cada uno haga lo que quiera, pero cuidado, porque veremos cómo es la siguiente generación si la actual es como se define en este vídeo:

 

from Linux Adictos https://ift.tt/t5cSTxd
via IFTTT