Ubuntu Budgie 22.10. Cuando el hábito hace al monje

El escritorio Budgie puede ser tan despojado o completo como deseemos.

Como mi compañero Darkcrizt decidió ahorrarles mi queja semestral sobre las cada vez más insípidas versiones de Ubuntu, voy a reseñar un lanzamiento que me gustó. El de Ubuntu Budgie 22.10.

Ubuntu Budgie 22.10 confirma lo que vengo pensando hace tiempo, que las versiones desarrolladas por la comunidad suelen ser mucho mejores que la original. Canonical debería hacer lo mismo que Red Hat y separar Ubuntu en una versión comunitaria y otra corporativa.

Características de Ubuntu Budgie 22.10 Kinetic Kudu

Durante mucho tiempo el escritorio estuvo vinculado a la distribución Linux Solus y se basaba en las bibliotecas del escritorio GNOME del que utiliza algunas de sus aplicaciones. Hoy, convertido en un proyecto independiente está en vías de desprenderse tanto de las bibliotecas como de las aplicaciones.

Los componentes principales de este escritorio son:

  • Budgie Menu: Un menú de estilo tradicional que en Ubuntu Budgie 22.10 encontramos en la esquina superior izquierda.  Muestra las aplicaciones por orden alfabético o por categoría. Además, puede buscarse por nombre.
  • Raven: Desde la esquina superior derecha podemos controlar nuestros dispositivos multimedia, ver las notificaciones, apagar y reiniciar el equipo y controlar nuestro calendario entre otras funciones.
  • Pantalla de bienvenida: Cuando iniciamos el equipo por primera vez, nos muestra una pantalla en la que podemos configurar en forma rápida nuestro equipo seleccionando un navegador, instalando controladores privativos y eligiendo un tema de escritorio.
  • Centro de control de Budgie: Un panel de control a partir del cual podemos controlar todas las configuraciones del sistema operativo.
  • Dock: Una barra inferior que nos permite acceder en forma rápida a nuestras aplicaciones más usadas.
  • Burbuja de notificaciones: Si las aplicaciones permiten las alertas visuales, Budgie nos las mostrará y nos permitirá interactuar con ellas.
  • Diálogo de ejecución: Permite iniciar una aplicación escribiendo su nombre.
  • Applets: Miniaplicaciones para funciones específicas que pueden instalarse en el escritorio.

Estas son las novedades

La pantalla de bienvenida de Ubuntu Budgie permite configurar las opciones del escritorio

Además de las mejoras en la traducción y de la adecuación del tema por defecto al del proyecto Budgie, podemos encontrar los siguientes cambios:

  • Un renovado menú principal que da acceso a ubicaciones de archivos además de al Centro de Control de Budgie y a las opciones del aspecto visual.
  • El centro de control permite compartir la pantalla mediante los protocolos VNC y RDP.
  • Mejor soporte para el escalado fraccional.
  • El Centro de control de Budgie solo admite perfiles de color si el monitor lo utiliza. Además ahora puede verse la tasa de refresco de este.
  • Ya pueden espaciarse los applets globalmente en lugar de hacerlo en forma individual.

Aplicaciones

Google Maps y Google Calendar ya no forman parte de la instalación.  Es por eso que el calendario debajo del reloj ya no se integra. Otras aplicaciones como la calculadora y monitor del sistema fueron cambiadas por las correspondientes al escritorio Mate.

Otros cambios son:

  • Atril reemplaza a Evince como lector de documentos.
  • Font-manager reemplaza al visor de tipografías de GNOME.
  • Parole reemplaza a Celluloid como reproductor de video.
  •  Lollypop + Goodvibes + gpodder reemplazan a Rhythmbox para reproducción de audio y podcast.

Mi opinión sobre Ubuntu Budgie 22.10

Acostumbrarse a un nuevo escritorio cuesta un poco. Casi más que cambiar de distribución

Sin embargo, Budgie hace muy fácil la transición. La pantalla de Bienvenida es muy fácil de entender, aunque no esté completamente traducida. Es posible que los usuarios del calendario extrañen que no haya una aplicación de calendario y que los de Parole y Rhythmbox no se sientan cómodos con las nuevas aplicaciones, pero siguen en los repositorios.

En conjunto, la experiencia de uso es muy agradable. Budgie incluye una variedad de temas tanto para quienes gustan de los temas oscuros como de los claros.  Un punto en contra es que el cambio entre ventanas no resulta del todo cómodo.

Si te gustan los escritorios despojados, es una buena opción para tener en cuenta. También lo es si te gustan los accesorios. Los extras de Budgie permiten agregarle funcionalidades de acuerdo con tus necesidades.

Puedes descargarlo desde aquí.

 

from Linux Adictos https://ift.tt/qW7lAIf
via IFTTT