Software libre para cometer los pecados capitales

Persona disfrazada de diablo

El software libre tiene títulos para todos, incluyendo los pecadores

Como tantos habitantes de América y España, a los nueve años me mandaron a catecismo para tomar la Primera Comunión. Al igual que gran parte de ellos, no volví a pisar una iglesia como no fuera para asistir a un casamiento o bautismo. Por eso, para sacar algún provecho de los conocimientos que insisten en permanecer en mi memoria, va esta lista de software libre para cometer los pecados capitales.

Desde ya que este blog no alienta que se cometan (algunos) pecados Se trata tan solo de una excusa para conocer algunos títulos del enorme catálogo del software libre y de código abierto. Además, imagínate en el Infierno teniendo el castigo de leer mis posts por toda la eternidad.

Qué son los pecados capitales

Los pecados capitales son conductas que según la Iglesia Católica dan origen a todos los demás pecados.
Ellos son:

  • Pereza: Es la negativa para hacer un esfuerzo necesario.
  • Ira: Emoción de odio o enfado no controlado.
  • Soberbia: Tener demasiada buena opinión de uno mismo.
  • Gula: Consumo en demasía de alimentos y bebidas.
  • Lujuria: Uso del placer sexual para la propia gratificación.
  • Avaricia: Deseo de poseer bienes materiales en mayor cantidad de los necesarios para sobrevivir.
  • Envidia: Resentimiento por lo que tienen los demás.

Software libre para cometer los pecados capitales: Pereza

La ayuda más inmediata para los perezosos es los atajos de teclado de la terminal.  Algunos de los más útiles son:

  • CTRL + U: Borrar todos los comandos a la izquierda del cursor.
  • CTRL + L: Borrar todo el contenido de la terminal.
  • CTRL + K: Borrar todo el contenido a la derecha del cursor.
  • CTRL + W: Borrar la palabra a la izquierda del cursor.
  • CTRL + D: Cerrar la sesión actual.
  • CTRL + E: Lleva el cursor al final de la línea.
  • CTRL + Y:  Pegar (Se usa después de CTRL +U, K o W)
  • TAB: Autocompletar archivos o comandos.
  • CTRL + R: Invierte el historial de búsqueda.
  • !!: Repite el último comando tecleado.
  • CTRL + Z: Detiene el comando actual y lo ejecuta en segundo plano.
  • CTRL + C: Detiene la ejecución del comando.

Automatizando tareas

Linux ofrece varias herramientas capaces de evitarnos tener que hacer lo que el ordenador puede hacer por nosotros.

El archivo Crontab

Cron es un demonio que se encarga de realizar, sin intervención del usuario, tareas en un intervalo específico de tiempo. En general, se trata de tareas de mantenimiento que deben realizarse de forma regular. Nada impide, sin embargo, que agreguemos algunas de las que no queremos hacer.

Un archivo crontab es nada más que un archivo de texto que especifica una serie de comandos que deberán ejecutarse en una fecha especificada. Tenemos dos tipos de archivos crontab: el archivo crontab generado por el sistema y, los creados por los usuarios.

De ningún modo deberíamos meternos; en caso de que tengamos privilegios root, con el archivo crontab del sistema ya que es utilizado por Linux para la configuración y mantenimiento del sistema. Este archivo se encuentra en la ruta /etc/crontab.

Creando nuestras propias tareas para cron

Para crear nuestros propios archivos crontab deberemos definir los siguientes parámetros (Los enumero en el orden en que deben escribirse:

m: Representa minutos con un intervalo de 0 a 59.

h: Indica la hora de ejecución con un intervalo de 0 a 23.

d: Determina el día del mes con un intervalo de 1 a 31.

mes: Especifica el mes del año con un intervalo de 1 a 12.

s: Marca el día de la semana en un intervalo de 0 a 6 donde el 0 corresponde al día domingo.

En el caso de que el trabajo cron se cree para el usuario por defecto, se utiliza el comando

crontab –e

Si es para otro usuario debe especificarse el nombre de usuario con el parámetro -u de la forma:

crontab –u nombre de usuario –e

La primera vez que ejecutamos el comando (Desde el emulador de terminal) nos indica que no existe hasta el momento ningún archivo crontab por lo que se va a crear uno vacío. A continuación, nos propone elegir uno de los editores de textos instalados en el sistema para editarlo.

En el próximo artículo continuaremos explicando el uso del comando cron y veremos otras herramientas para trabajar menos.

from Linux Adictos https://ift.tt/3vPJ14R
via IFTTT