Mi experiencia en Linux sin Internet

En el mes de marzo mi router murió definitivamente. Durante 17 años me mantuve fiel al Motorola SB5101 que me habían instalado cuando puse Internet en casa, básicamente porque era una forma fácil de sacarme de encima a los vecinos que querían compartir el Wifi.

Sin embargo, todo llega a su fin y, el aparato decidió no funcionar más. Ya había dejado de funcionar con la conexión de red y, afortunadamente, Linux lo reconoció sin problemas al conectarlo como USB, cosa que no hizo Windows.  Pero, llego el día en que las luces se apagaron.

Mi experiencia sin Internet

Por supuesto, que lo de «sin Internet» hay que tomarlo de un modo relativo.  Con la opción «Hotspot y Conexión mediante dispositivos móviles de Android» cualquier teléfono móvil se puede usar como modem en la PC. Solo hay que tener en cuenta tres factores:

  • La intensidad de la señal.
  • La conexión microUSB.
  • El plan de datos.

La intensidad de la señal

Es obvio que, si no llega la señal al teléfono, difícilmente se puede establecer la conexión a Internet. La intensidad dependerá del modelo del teléfono y de la infraestructura de la prestadora. En mi caso tengo dos proveedores de telefonía móvil para dos smartphones diferentes. Tuenti (Movistar Argentina) en un KC 516 con Android 11 y Claro (Argentina) en un Samsung J2 Prime con Android 6.

La conexión con Tuenti se cortaba seguido mientras que la de Claro era más estable pero más lenta.

La conexión microUSB

Si la entrada microUSB está muy desgastada el teléfono no intercambiará datos con el ordenador y tan solo se cargará la batería. Esto puede solucionarse provisionalmente cambiando el cable o probando diferentes posiciones (Usualmente haciendo que la parte donde está el conector esté más alta que el otro extremo.

El plan de datos

Una computadora de escritorio descarga muchos más datos conectada al mismo sitio que un teléfono móvil. Los 6 GB del plan de datos de Tuenti volaron en menos de una semana. Y, con el precio de los planes de datos prepagos de Claro ni siquiera vale la pena considerar la posibilidad de un uso continuo. Hay que tener en claro que se debe restringir severamente el tiempo y uso de las conexiones a menos que se quiera gastar una fortuna.

Entre las cosas que debes descartar están:

Las actualizaciones

Dependiendo de la cantidad de paquetes a instalar, las actualizaciones pueden consumirte mucho de tu plan de datos. Lo mejor es limitarse a las actualizaciones de seguridad y dejar las otras para más adelante.

Otra alternativa es descargar el paquete desde otro equipo e instalarlo manualmente. Distribuciones como Debian y Ubuntu tienen páginas desde las cuales descargar los programas de las cuales destacar los programas y sus dependencias.

También, si tienes acceso a un equipo con tu misma versión de Debian o Ubuntu puedes hacer lo siguiente:

Descargar el paquete con:

sudo apt-get install --download-only nombre_del_programa

El programa descargado se guarda en la carpeta /var / cache / apt / archives. De ahí deberás copiarla a un pendrive o cd y desde este a la carpeta personal de tu computadora.

Instalas el programa con

sudo dpkg -i nombre_del_programa.deb

Es posible que debas repetir el procedimiento con las dependencias faltantes.

Reproducción multimedia

Aunque algunos prestadores de servicios tienen promociones por las que con determinados servicios no se consumen datos del plan principal, siempre terminarás consumiéndolos. Existen muchos programas y extensiones para los navegadores que te permiten descargar videos de Youtube en otro equipo para verlos en el tuyo .  Yo uso VideoDownloadHelper.

Para reducir el consumo de datos de una página web, una interesante alternativa es txtify.it que convierte a los artículos de un sitio web en texto plano. Solo tienes que pegar el texto del artículo en la ventana y todo el contenido que no sea texto será eliminado.

Y un día volvió la conexión

Están de moda los testimonios de personas que encontraron la luz abandonando las redes sociales. Dado que en general limito mi interacción con ellas (La mayor parte de las veces, soy humano después de todo) a temas laborales, no puedo decir que mi productividad haya aumentado exponencialmente por no usarlas. De hecho, todo lo contrario.

Ahora tengo un router Wifi, y sumé un nuevo software libre a mi lista de imprescindibles. KDE Connect me permite interactuar entre todos mis dispositivos conectados a la misma red. ¿Adivinen qué? La aplicación equivalente de Windows, el Compañero de teléfono de Microsoft, no funciona en Android 11.

Con Internet o sin Internet, el software libre es mejor.

 

 

 

 

 

from Linux Adictos https://ift.tt/uIQbHsg
via IFTTT