De WhatsApp nos lo esperábamos, pero no que ProtonMail proporcionara la IP de un activista francés para ayudar a su arresto

ProtonMail y WhatsApp espiados

Hoy se han publicado dos noticias que nosotros vamos a resumir en una para dejar clara una cosa: nada es 100% privado en internet. Una de las noticias habla sobre WhatsApp, y personalmente no me ha sorprendido en absoluto, pero la otra habla sobre ProtonMail, un servicio que cifra los correos hasta el punto de que en Rusia fue bloqueado. Ahora bien, las noticias son muy diferentes la una de la otra, y mucho más preocupante es el informe sobre la aplicación de mensajería propiedad de Facebook.

Tal y como leemos en 9to5Mac, un informe de una fuente fiable asegura que no es posible que los mensajes estén cifrados de extremo a extremo (end-to-end), ya que Facebook es de alguna manera capaz de ver el contenido de los mismos. El informe menciona análisis de metadatos, un método que se sabe que usa la compañía de la famosa red social para detectar mensajes problemáticos sin conocer el contenido, pero también significa que los moderadores e ingeniero pueden «examinar los mensajes, imágenes y vídeos de los usuarios».

ProtonMail coopera, pero dentro de la ley

El informe sobre WhatsApp y su no-cifrado real de extremo a extremo dice que los moderadores trabajan bajo unas condiciones de secreto extremo, pero, y digo yo, si un humano puede verlo, una IA de Facebook puede analizar mucho más, con lo que podría hacer lo que mejor sabe: aprender lo que nos interesa para mostrarnos publicidad personalizada.

La otra noticia sorprende un poco más, pero sólo un poco si tenemos en cuenta cómo han sucedido los hechos. Tal y como recoge Tech Crunch, un activista francés estuvo usando ProtonMail para comunicarse con otras personas. La policía francesa no podía hacer nada para acceder a cualquier tipo de información sobre estos mensajes, pero la Europol hizo que las autoridades suizas, en donde está alojado el servicio y cuyas leyes tiene que cumplir, les pidiera toda la información que pudieran aportar. Lo único que hicieron bajo orden judicial fue darle a la policía francesa la IP del activista; el contenido de los correos sigue siendo desconocido.

Pero la IP les abrió una nueva vía de investigación y al final dieron con él. Hay una gran diferencia entre ambas maneras de actuar: con WhatsApp ya sabemos que tenemos cero privacidad; con ProtonMail, por lo menos lo que enviamos sólo lo veremos nosotros y el destinatario, pero ningún servicio se libra de cumplir con las leyes del país en donde opera, y nosotros tenemos que ser conscientes de ello.

from Linux Adictos https://ift.tt/38JIrOF
via IFTTT