Apple y gobierno chino. El New York Times denuncia su connivencia

Apple y gobierno chino

Los usuarios tenemos que hacer un constante equilibrio entre prestaciones y privacidad. Yo comencé este artículo escribiendo en mi movil usando la aplicación para celulares de Microsoft Office. El borrador se guardó en OneDrive hasta que lo edité en la versión web de Office 365 y lo copié en WordPress para que pudieran leerlo.

Todo eso le brindó a Microsoft un montón de datos sobre mi. Datos que no me importa que Microsoft tenga a cambio de facilitarme la tarea de escritura.

Por supuesto que si estuviera redactando el borrador de un plan de negocios para un nuevo sistema operativo, planeando un atentado terrorista o editando el próximo éxito de ventas, lo haría en LibreOffice.

El punto es que los usuarios tenemos derecho a esperar un razonable (pero no absoluto) nivel de privacidad al usar software y servicios en línea. Y, si hemos de creerle al New York Times Apple ha decidido sacrificar a sus usuarios chinos en favor de mantener los vínculos con el gobierno de ese país.

La historia de Trieu Pham

En 2018, Guo Wengui, un multimillonario chino exiliado, que dedicaba gran parte de su tiempo a difundir la corrupción dentro del Partido Comunista Chino, decidió darle visibilidad a través de una nueva plataforma, una aplicación para iPhone. De algún modo, el ente regulador de Internet del país asiático se enteró y le exigió a Apple que no la incluyera en la versión china de la tienda de aplicaciones.

Un comité de altos ejecutivos atendió la petición y Guo fue incluído en una lista de contenidos no gratos para el gobierno chino en la que está en compañía del Dalai Lama. También se programó un software para que etiquetara automáticamente aplicaciones que lo mencionaran.

Tiempo después, el señor Gou volvió a enviar su aplicación modificada de tal forma que eludió los controles. Trieu Pham, encargado de revisarla no encontró nada que violara las reglas y autorizó su publicación. Ante las protestas del gobierno chino, Apple inició una investigación interna que culminó con el despido del revisor por «pobre desempeño». Este contratacó con una causa judicial que sacó a la luz documentación que sacó a la luz aspectos preocupantes de la relación entre Apple y China.

Apple y gobierno chino. Negocios y política.

Apple en general y Tim Cook. su presidente en particular, tienen una gran deuda de gratitud con el gobierno chino.

Cook fue el que hace veinte años capitaneó el ingreso de la empresa al mercado chino. En gran parte esta movida transformó a Apple en la empresa más valiosa del mundo y lo convirtió en el sucesor de Steve Jobs. Apple ensambla casi todos sus productos y obtiene una quinta parte de sus ingresos en la región de China. Para lograr esto el gobierno chino gastó miles de millones de dólares para pavimentar carreteras, reclutar trabajadores y construir fábricas, plantas de energía y viviendas para empleados.

Aunque Apple aporta $ 55 mil millones de dólares al año al país, el gobierno no solo quiere divisas. Y tiene agarrada a la empresa de Steve Jobs por las manzanintas. De acuerdo a un asesor de Apple, ningún otro país es capaz de ofrecer la escala, las habilidades, la infraestructura y la asistencia gubernamental que Apple necesita. Hoy en China se ensamblan casi todos los iPhone, iPad y Mac.

Por presiones del gobierno chino, Apple debió instalar en ese país dos centros de datos para almacenar los archivos que los usuarios chinos guardan en iCloud, la nube para copias de seguridad de sus dispositivos. También guarda en ese país copias de las claves de cifrado.

En China, entregó la administración de los datos de sus clientes a Guizhou-Cloud Big Data, una empresa propiedad del gobierno de la provincia de Guizhou, Apple solicitó recientemente a sus clientes chinos que aceptaran los nuevos términos y condiciones de iCloud que enumeran a GCBD como proveedor de servicios y a Apple como «una parte adicional». Apple dijo a los clientes que el cambio era «mejorar los servicios de iCloud en China con

Los términos y condiciones incluían una nueva disposición que no aparece en otros países: «Apple y GCBD tendrán acceso a todos los datos que usted almacene en este servicio» y pueden compartir esos datos «entre sí según la ley aplicable».

Censura de aplicaciones

Apple dijo que aprobó el 91 por ciento de las solicitudes de eliminación de aplicaciones del gobierno chino, eliminando 1.217 aplicaciones. Esto es mucho mayor que el total combinado de todos los demás países donde se  aprobó el 40 por ciento de las solicitudes, eliminando 253 aplicaciones. La empresa afirmó que la mayoría de las aplicaciones que eliminó a pedido del gobierno chino estaban relacionadas con el juego o la pornografía o estaban operando sin una licencia del gobierno, como servicios de préstamos y aplicaciones de transmisión en vivo.

Analistas independientes sostienen sin embargo que desde 2017, aproximadamente 55,000 aplicaciones activas han desaparecido de la App Store de Apple en China,

Aunque más de 35.000 de esas aplicaciones eran juegos, que en China deben obtener la aprobación de los reguladores,  las 20.000 restantes incluían aplicaciones de seguimiento de actividad física, permitían  editaban selfies o enseñaban posiciones sexuales. Tampoco quedaron aplicaciones que permitían a los usuarios enviar mensajes de forma privada, compartir documentos y navegar por sitios web bloqueados y, por supuesto las de los sitios de noticias internacionales.

from Linux Adictos https://ift.tt/3fUcGXm
via IFTTT