Linux ayuda a preparar la escuela para la era de la pandemia

Escuela Linux, e-learning

La pandemia del SARS-CoV-2 ha llegado para cambiar la forma en la que se hacían las cosas. No solo hay que tomar distancia social, usar mascarilla y procurar un buen lavado de manos. Además también ha fomentado el teletrabajo y los estudios a distancia. Y Linux puede aportar mucho en éste último sentido, haciendo que muchas escuelas del mundo estén listas para el aprendizaje remoto.

Un claro ejemplo es el de Robert Maynord, un profesor que comenzó a impartir clases hace más de 20 años en la escuela Immaculate Heart of Mary en Monona, Wisconsin. Cuando comenzó en este trabajo solo había 8 computadoras en toda la escuela y todas estaban equipadas con Microsoft Windows 95. Ahora, gracias a su entusiasmo y experiencia con Linux y el software libre, se ha producido una transformación total que afecta a todas las edades, desde el grado infantil hasta el octavo.


El profesor asegura algo que ya se sabe, y es que pagar licencias por cada computadora para obtener el sistema de Microsoft además de las licencias de cada software que se desea instalar era algo absurdo. Por eso decidió decantarse por instalar Linux en todos los equipos y emplear software libre gratuito. Esto es aún más importante en algunas escuelas de países pobres.

Por otro lado, Robert también destaca otro punto bien conocido, y es que al ser de código abierto, también ha permitido una mejor integración más cercana a la tecnología para sus alumnos. Asegura que cuando se necesita algo nuevo no se tiene que contar con un proveedor externo, lo pueden hacer casi todo internamente.

Cuando comenzó la Covid-19, por ejemplo, pudo configurar un servidor BigBlueButton para integrar con un MOODLE para sus alumnos. Además, los sistemas telefónicos digitales se conectaron a través de una red CAT-6A, junto con un servidor FreePBX que se ejecuta en Linux. Todo sin acudir a servicios de terceros.

Robert también ha conseguido usar Ubuntu en las pizarras digitales para los profesores, con directorios con información que se comparte desde Nextcloud. Así los profesores pueden subir las presentaciones y datos necesarios para las lecciones y tenerlos disponibles al instante.

Por otro lado, muchos servicios propietarios y sistemas que se han estado usando durante la pandemia por muchos profesores implican la recolección de datos de los usuarios, lo que vulnera la privacidad. Algo crítico cuando se trata de menores.

Como el caso de Robert, existen otras muchas escuelas alrededor del mundo que gracias al código abierto, Linux y proyectos como Raspberry Pi, están logrando dotar a profesores y alumnos de los recursos que de otro modo no serían posibles…

from Linux Adictos https://ift.tt/3z3Qe5C
via IFTTT