Glimpse es descontinuado…¿vale la pena apoyar forks creados por capricho?

En la segunda mitad del 2019 compartimos aquí en el blog la noticia sobre el nacimiento de un fork de GIMP, el cual tiene el nombre de «Glimpse» y que nació a partir de las peticiones de un grupo de activistas insatisfechos con las asociaciones negativas derivadas de la palabra «Gimp».

En su momento la bifurcación creo mucho «eco» entre la comunidad de Gimp y también de Linux, ya que se creó después de 13 años de que este grupo de activistas trataran de convencer a los desarrolladores de Gimp de cambiar su nombre, quienes obviamente se negaron sin más a hacerlo.

Como recordatorio, en 2019, Glimpse se bifurcó del GIMP después de 13 años de intentar convencer a los desarrolladores de que cambiaran su nombre. Los creadores de Glimpse creen que el uso del nombre GIMP es inaceptable y dificulta la distribución del editor en instituciones educativas, bibliotecas públicas y entornos corporativos, ya que la palabra «gimp» es percibida por algunos angloparlantes como un insulto a ciertos grupos sociales. , y también tiene una connotación negativa asociada con la subcultura BDSM

Posterior a su última decisión de crear el fork y continuar con el «desarrollo» (por asi llamarlo) por poco más de 1 año y medio lo que ahora llega a sorprender es que los desarrolladores de Glimpse, han decidido detener el desarrollo y mover los repositorios en GitHub a la categoría de archivo. Actualmente, el proyecto ya no planea publicar actualizaciones y deja de aceptar donaciones.

La noticia se dio a conocer poco después de que Bobby Moss, el líder y fundador del proyecto, abandonó el proyecto, no había nadie entre el equipo restante capaz de ocupar su lugar y continuar manteniendo el proyecto a flote.

Bobby se vio obligado a abandonar el proyecto a petición del empleador, quien expresó su descontento por el hecho de que el desarrollo de Glimpse comenzó a afectar el desempeño de las funciones directas de Bobby en el lugar de trabajo (el trabajo principal está relacionado con la redacción de documentación técnica en Oracle).

Además, debido a un cambio en la política de la empresa, se requirió que Bobby obtuviera confirmación legal en ausencia de un conflicto de intereses.

A partir de la segunda mitad de 2020, solo Bobby y algunos colaboradores externos continuaron trabajando directamente en la bifurcación, mientras que los contribuyentes restantes se empantanaron tratando de comenzar a rediseñar la interfaz de usuario.

El problema no fue la falta de fondos y usuarios, sino la incapacidad de encontrar colaboradores dispuestos a unirse al trabajo en tareas no relacionadas con el código, como analizar mensajes de error, solucionar problemas con el empaquetado, probar nuevas versiones, responder preguntas de los usuarios y mantener servidores. Debido a la falta de asistencia en estas áreas, el equipo tuvo problemas para escalar el proyecto de acuerdo con la creciente demanda.

El abandono del proyecto pudiera no resultar tan relevante, pero la problemática que se genera en primer lugar es él ¿qué tan relevante es la creación de un fork a partir de un capricho?, ya que a lo largo de los muchos años que tiene el software libre se ha visto nacer, morir e incluso triunfar a muchos forks ya sean de distribuciones o aplicaciones que en su momento los desarrolladores o comunidades tuvieron desacuerdos y optaron por tomar su propio camino.

Pero en este caso el crear un fork de un software el cual es bastante conocido a nivel mundial por el simple hecho de que su «nombre me desagrada» y tomando solo como fundamento que dicho nombre en «x» idioma, cultura o entidad social tiene «x» significado, realmente no tiene relevancia y se entiende en gran parte el porqué durante 13 años su petición simplemente no procedió.

Ahora, me gustaría compartir una opinión personal sobre el tema, ya que la situación me recuerda mucho a la parte en la película de Nemo, en la cual los peces escapan y hacen la icónica escena donde dicen «¿Y ahora que?», en donde la referencia se interpreta de muchas maneras, pero principalmente da pie a que por tanto tiempo estuvieron tratando de lograr algo a lo cual después de obtenerlo no saben que hacer.

La situación es similar en este caso con todas las personas que crearon el fork de Gimp, ya que una lucha de 13 años no es facil y desmantelar el proyecto por la falta de 1 líder… bueno deja mucho que pensar.

Finalmente, la ultima parte que me llama mucho la atención en estos momentos y que ha comenzado a hacer eco desde hace ya varios meses es el famoso tema de «la huella de carbono», dado que el tema de la facturación de software es un importante área a considerar.

from Linux Adictos https://ift.tt/2RbIHR9
via IFTTT