Licencias ethical-source: ¿qué son?

ethical-source, licencias

Seguramente has escuchado alguna vez el término licencias de código ético o ethical-source. Unas licencias hipocráticas que no han tenido una fuerte adopción, aunque eso no quiere decir que no se usen. No obstante, lo cierto es que estas licencias ethical-source no han tenido un camino fácil…

También deberías conocer OES (Organization for Ethical Source), un grupo sin ánimo de lucro. Fue fundada por la líder del código ético y creadora de la Hippocratic License, y Contributor Covenant, Coraline Ada Ehmke. Ella parte desde la idea de que el concepto de software libre y de código abierto «Freedom Zero» (la libertad de ejecutar el software como se desee y para cualquier propósito) está anticuado.

Tanto Coraline Ada como los partidarios de estas licencias ethical-source no quieren que el software libre o de código abierto se pueda usar para cualquier propósito, sino que quieren limitar el uso para evitar fines malvados.

Como bien informan desde estos movimientos, el mundo ha cambiado desde el nacimiento de estas licencias abiertas, y se ha vuelto algo más hostil, y ahora se emplea el código abierto para tareas de vigilancia masiva, militares, gubernamentales, y otros usos que abusan de los derechos humanos en todo el mundo. Por eso, ante este nuevo rumbo y los nuevos desafíos tecnológicos, sociales y políticos a los que nos enfrentamos, los defensores de las licencias ethical-source pretenden quitar el poder a esos fines no deseables.

Con, por ejemplo, la Licencia Hipocrática 2.1, se parte de una licencia similar a la MIT, pero se han añadido varias cláusulas. En esas cláusulas se determina quién o para qué se puede usar el proyecto que esté bajo esta licencia. De hecho, se definen los derechos humanos como los descritos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas y el Pacto Mundial de las Naciones Unidas.

Por tanto, el software no podría usarse por ninguna persona o entidad para ningún tipo de actividad que viole cualquier Ley de los Derechos Humanos.

Independientemente de lo que se opine de este tipo de licencias, lo cierto es que no van a tener una buena acogida, al menos en los proyectos de código abierto más relevantes. El motivo es que existen multitud de proyectos que actualmente se usan para fines para los que muchos no estarían de acuerdo, con entidades detrás muy poderosas. Así que, no creo que dejasen que este tipo de licencias les impidieran hacer lo que hacen. Es más, incluso si se implantaran, dudo que se respetasen…

from Linux Adictos https://ift.tt/3cJ430E
via IFTTT