Fanáticos de la percusión crean proyecto de código abierto

Fanáticos de la percusión

Cuando la pandemia de la Covid-19 obligó a declarar la cuarentena en casi todo el mundo, todos los espectáculos con presencia del público debieron cancelarse. Esto no solo incluyó a los recitales masivos de artistas populares si no también a otros géneros que sin tener la misma repercusión, también cuentan con su público. Estoy hablando de las competencias de bandas de marchas.

Pero, como dirían nuestras abuelas, Dios te cierra una puerta y te abre un subreddit.

Un grupo de amantes de la percusión conversando en esta red social, decidió juntarse en forma virtual para seguir tocando. Y, lo más importarte, compartir sus recursos y contenidos bajo licencias abiertas.

Fue así que nació el Cuerpo de tambores y clarines de recursos abiertos (OSDBC) una organización construida bajo los principios de apertura, colaboración e inclusión.

Un proyecto para fanáticos de la percusión

Lanzado en abril del 2020, el proyecto inmediatamente juntó 100 personas en Discord y actualmente supera los 400 miembros entusiastas de los metales y tambores. Ya hicieron dos presentaciones virtuales y próximamente habrá una tercera.

Se estima que una quinta parte de los miembros participaron encada uno de los tres primeros proyectos.

Todo el contenido que producen los miembros del OSDBC, incluyendo guías, documentación, partituras, pistas de clic y actuaciones virtuales, están disponibles bajo licencias Creative Commons para que puedan ser utilizados por otros grupos similares.

Cómo se realizan las actuaciones

Dado que por la pandemia y la distribución geográfica es imposible que los miembros se reúnan, el primer problema que tuvieron que resolver fue el de como tocar juntos. Optaron por el siguiente procedimiento:

El repertorio se elige por votación y puede estar compuesto tanto por una pieza musical de dominio público como una composiciones originales de los miembros. En este último caso, el elegido distribuye partituras, pistas de clic y consejos para interpretar la pieza, y los editores de audio y vídeo comparten las directrices de presentación sobre cómo grabar y presentar vídeos para su inclusión en el proyecto.

Una vez que ha pasado el plazo límite de presentación y se han recogido todas las actuaciones, el equipo de diseño comienza a mezclar los vídeos individuales para producir una actuación de conjunto coherente.

Este es un trabajo complejo que requiere muchos conocimientos específicos por lo que se asigna a los diferentes jefes de sesión (trompetas, metales bajos, percusión, etc.).

Aunque desde el proyecto se recomienda la utilización de herramientas de código abierto, para la edición no tienen objeción a que se utilicen aquellas con las que los editores están familiarizados o tienen acceso.

Los miembros del proyecto

No todos los integrantes del grupo son músicos profesionales; también hay compositores, ingenieros de sonido y estudiantes secundarios y universitarios además de otros aficionados. Para evitar cualquier tipo de problemas internos (tampoco son tantos los que se dedican a la percusión) los músicos de la OSDBC trabajan de forma anónima, ocultando su identidad con sombreros y gafas de sol en sus vídeos de actuación, y muchos además,  utilizan seudónimos dentro del grupo. Probablemente no sean medios demasiado efectivos sin la voluntad de los integrantes de hacerse los desentendidos si coinciden con el mejor amigo que se fue con la novia.

De todas formas, la exigencia de anonimato nivela el campo de juego entre los músicos con diferentes niveles de habilidad, fomenta la colaboración y facilita el pedir ayuda sin temor a la vergüenza o al juicio.

El proyecto planea seguir adelante cuando la pandemia pase y sigue buscando músicos, compositores, arregladores, ingenieros de sonido y otras especialidades afines.

¿Se te da bien los metales o los instrumentos de percusión? ¿Eres un compositor de música para bandas? ¿Se te da bien la edición de audio? No importa si no eres un profesional. Dale un repaso a la biografía delos moderadores del proyecto. Ninguno es músico profesional, hay estudiantes y graduados universitarios para los que la música es un pasatiempo. De hecho, hay hasta uno que todavía sigue tratando de entrar en una banda.

Si quieres saber más sobre el proyecto o escuchar como tocan, visita esta página web

from Linux Adictos https://ift.tt/2Hn34pN
via IFTTT