Los entornos gráficos y sistemas operativos Linux para móviles siguen mejorando, pero es una carrera de fondo

Linux para móviles

En las últimas semanas he estado intentando imaginar un futuro en el que los teléfonos y tablets con Linux sean una opción real. Ahora mismo no lo son, o no si lo que queremos es no depender de otros dispositivos y no encontrarnos con muchos problemas, pero todo está mejorando de maneras que incluso la interfaz de Linux para móviles que menos me gusta ha empezado a hacerme cambiar de opinión.

Lo que vamos a hacer aquí es un pequeño repaso de lo que un servidor ha podido comprobar por sí mismo y ha escuchado a otros usuarios de la comunidad, en su mayoría de la de PINE64. La compañía de la piña (de pino) y sus socios son quien más empeño están poniendo en que Linux para móviles y tablets vaya mejorando, y muchas de las pruebas se están haciendo en el PinePhone y la PineTab, tablet que compré tan pronto me fue posible.

Linux para móviles en la actualidad

Phosh: de mal en mejor

Phosh

Tal y como explicamos a principios de septiembre, los dos primeros sistemas operativos que se podían instalar en la PineTab de manera oficial fueron Mobian y Arch Linux. Ambos lanzaron su imagen con Phosh, interfaz de Purism cuyo nombre viene de Phone Shell. Está basada en GNOME y no me gustaba. De hecho, sigo sin ser su mayor fan, pero las cosas están mejorando de una manera que personalmente no me esperaba.

Phosh ha introducido en las últimas semanas dos mejoras importantes. La primera es una opción que llaman «Docked», lo que muestra las ventanas de una manera más parecida a cómo se muestran en un ordenador y que en parte se ha diseñado pensando en conectar los dispositivos móviles a monitores externos. La segunda mejora me parece más importante: las aplicaciones de escritorio, como GIMP o LibreOffice, ahora se abren llenando la pantalla, por lo que podemos acceder a todos sus menús y funciones tal y como hacemos en un ordenador, parecido que va a más si le conectamos un teclado y un ratón.

Por otra parte, el rendimiento ha mejorado, algo que se nota especialmente en un Arch Linux cuya imagen es un 60% de la de Mobian. No, no funciona tan fluido como un iPad o una tablet con Android, pero las mejoras han sido muy importantes en pocas semanas como para no tenerlas en cuenta.

Plasma Mobile y Manjaro

Plasma Mobile, Linux para móviles

En mi opinión, una de las apuestas ganadoras en el futuro será Manjaro con interfaz Plasma. De hecho, cuando Arch Linux y Mobian se peleaban con las ventanas de apps como GIMP o Libre Office, Manjaro ya rellenaba su pantalla con ellas… pero tiene un problema para los usuarios de tablets: no se puede poner en horizontal, y en mis últimas pruebas tampoco en español. Funciona muy fluido, el diseño es muy atractivo y apunta maneras, pero en el presente tiene que mejorar.

Sí, se puede instalar Plasma en otros sistemas, pero, teniendo en cuenta las fases tempranas en las que estamos, no lo recomendaría a usuarios no expertos.

Lomiri, Ubuntu Touch y, otra vez, Manjaro

Lomiri

De lo que más gusta a la comunidad de Linux para móviles es Lomiri. No debe sorprender a nadie, ya que Lomiri es Unity8, o lo que es lo mismo, un entorno gráfico que lleva en desarrollo desde hace mucho más tiempo que Phosh. No podemos decir lo mismo sobre Plasma, pero el Plasma de hoy tampoco es el de hace unos años, cuando nos encontramos con más fallos de los esperados.

Lomiri está muy bien pensado. Su interfaz parece una interfaz móvil de verdad, y los gestos son los más naturales que encontraremos en dispositivos móviles táctiles con sistema operativo Linux. El problema es que, en la actualidad, sólo están apostando por él Ubuntu Touch y Manjaro. Ubuntu Touch lo desarrolla UBports, y parece que se están centrando más en el entorno que en el sistema operativo, ese que sigue basado en Ubuntu 16.04 Xenial Xerus y cuyas últimas versiones aún no nos permiten ejecutar apps de repositorios oficiales con interfaz gráfica.

Manjaro ya ha lanzado su versión con Lomiri, pero está en una fase muy temprana y de momento sólo para teléfono. Sin lugar a dudas, siempre y cuando no lo restrinjan tanto como la versión de UBports, Manjaro + Lomiri será otra de las apuestas ganadoras, pero esto es algo que no he podido comprobar por no haber nada compatible con la PineTab.

Sailfish también mejora

Sailfish es otro sistema operativo Linux para móviles que quiere formar parte de esto. De hecho, es un «viejo rockero», ya que su primera versión fue lanzada en 2011 como MeeGo. En la actualidad son pocos usuarios los que se están decantando por Sailfish, pero en este enlace podemos ver una mini-demostración de un par de puntos interesantes: su fluidez es muy buena, y se puede usar con altavoces bluetooth, algo con lo que siguen peleándose otros sistemas.

Linux para móviles tiene el futuro asegurado, si nadie suelta el acelerador

Con todo lo que está trabajando la comunidad y los avances vistos en las últimas semanas, personalmente soy más optimista que nunca. Ver como Arch Linux se mueve más fluido, su nueva opción Docked, que las aplicaciones de escritorio llenan toda la pantalla y que podemos instalar software de Flathub, ahora sí puedo imaginar ese futuro en el que podamos consultar la web con Firefox, disfrutar de contenido multimedia con Kodi, editar imágenes con GIMP o sencillamente hacer un uso normal de tablet y smartphone, y todo ello con dispositivos mucho más baratos que lo que nos ofrecen empresas famosas como Apple, Microsoft o Samsung. No será hoy, ni mañana, pero en futuro pinta bien, y esto lo digo con total sinceridad. Esperemos que nadie abandone y no nos dejen con esta miel en los labios.

from Linux Adictos https://ift.tt/2UKYTqL
via IFTTT