Home > Internet, Linux > El final del desafío. Instalar dos sistemas operativos que no son Linux

El final del desafío. Instalar dos sistemas operativos que no son Linux

December 3, 2019
Para el final del desafío proponemos instalar dos sistemas operativos

Escritorio de Haiku

Si te perdiste los artículos anteriores, te cuento en que consiste el desafío. Se trata de comenzar el año instalando 12 programas que normalmente no instalarías, o darles un uso que normalmente no le darías a los que ya tienes instalado. Los repositorios de Linux tienen una enorme cantidad de programas que no conocemos. Y a eso hay que sumarle los que están en formato Snap, Flatpak, Appimage o pueden descargarse de sitios como SourceForge, Fosshub o GitHub.

De todas formas, ni las reglas están escritas en piedra, ni me las dieron en la cima del Monte Sinaí. Si leíste los 3 artículos anteriores, verás que fui haciendo variaciones a medida que avanzaba. Y tú puedes hacer lo mismo para hacerlo más divertido.

Solo recuerda que nos encantaría que nos contaras en la sección de comentarios qué fue lo que hiciste.

El final del desafío. Dos sistemas operativos que no son Linux.

A principio de este año me quejaba de que ya no hay nada sorprendente en Linux. Las versiones se suceden sin cambios relevantes. Por suerte, el mundo del código abierto nos da alternativas para aquellos de nosotros que nos encanta tener que buscar dos horas en Google para poder usar la impresora o que el sistema se cuelgue cuando faltan 30 segundos para que finalice la instalación.

Kolibri OS

Si los sistemas operativos actuales te parecen demasiado pesados, deberías darle una oportunidad a KolibriOS.

El espacio en disco que necesita se mide en megabytes, lo mismo que la memoria RAM imprescindible para un buen funcionamiento, solo 8 megabytes.

Pero, no creas que esto restringe en algo el rendimiento. Después de todo, en los 80 nos las arreglábamos de maravilla para trabajar y jugar con 64 kb.

Entre las aplicaciones incluidas hay un procesador de textos, un visor de imágenes, eun editor gráfico, un navegador web y más de 30 juegos.

Por supuesto, que no todo es perfecto. Kolibri solo tiene soporte completo para el formato de archivo FAT12/16/32. En el caso de otros formatos como NTFS, ISO9660 y Ext2/3/4 solo puede leerlos.

Con respecto al soporte para hardware solo soporta algunos determinados modelos de tarjetas gráficas de Intel y AMD. También hay soporte limitado para ciertos modelos de hardware de audio y de red. En cuanto a conectividad, puede trabajar con USB 1.1 y 2.0.

La particularidad de que este sistema operativo no se instala. Hay que copiarlo en una partición Fat y actualizar el Grub con

Sudo update-grub.

KolibriOS está escrito en lenguaje ensamblador y nació como un fork de otro sistema operativo llamado MinuetOS. En la actualidad, la mayoría de su código está liberado bajo licencia GPLv2.

Más información

Haiku

Haiku está inspirado en BeOS, un sistema operativo desarrollado en los 90 optimizado para presentaciones multimedia. Con respecto al sistema operativo que estamos comentando, se propone ser eficiente, rápido, fácil de usar y de propósito general. Está pensado para ser usado en computadoras personales.

Requerimientos de hardware

La versión x86 de 32 bits de Haiku requiere una CPU Pentium o superior con 256 MiB de RAM (siempre y cuando la memoria virtual esté activada), 1,5 GiB de espacio de almacenamiento y una tarjeta de vídeo compatible con VESA. Pero para aprovechar al máximo el sistema operativo, lo mejor es contar con como mínimo con un Pentium4 con 512 MiB de RAM y 2 GiB de espacio de almacenamiento. Para compilar Haiku dentro de sí mismo, se recomiendan 2 GiB de RAM.

Haiku tiene mayor soporte de hardware que KolibriOS, en gran parte gracias a que puede utilizar controladores desarrollados para FreeBSD. En la página web del proyecto, también hay una guía sobre como instalarlo en una máquina virtual.

Aplicaciones

A Haiku no le faltan aplicaciones. Tiene su propio gestor de paquetes y además pueden descargarse programas de sitios de software dedicados a BeOS. También puede correr aplicaciones en Java, Python y Ruby.

Muchos de los programas disponibles son viejos conocidos. Entre las suites de oficina, están LibreOffice y Calligra. Si te gusta la música podrás usar Cantanta y Clementine o el editor de video Openshot. Otros son propios del sistema operativo. O, como dijimos, originarios de BeOS.

Haiku está disponible bajo licencia MIT y puede probarse en modo live, instalarse en una máquina virtual o en nuestra computadora. De todas formas, el proyecto está en fase beta.

Más información

from Linux Adictos https://ift.tt/2RfLzdn
via IFTTT

Categories: Internet, Linux Tags: , ,
%d bloggers like this: