Lo único que le falta a los móviles plegables para comerse el mercado

Los teléfonos plegables son el futuro en la industria, aunque les falta una cosa para comerse el mercado. Los principales fabricantes lo saben, y por eso trabajan en sus diferentes terminales flexibles. Por ejemplo, Samsung anunció recientemente el Galaxy Z Fold 2 y lanzó al mercado este mismo año el Galaxy Z Flip.

Motorola, por su parte, trabaja en u nuevo RAZR; mientras que Huawei también tiene a la venta el Mate X. Son algunos ejemplos que sirven para ver cómo las compañías están inyectando toneladas de dinero e investigando para lograr que los plegables sean la gran novedad en la tecnología de consumo.

Saber más: OPPO da un giro al diseño de los móviles plegables con una nueva patente

Con motivo del anuncio del Samsung Galaxy Z Fold 2, en Android Central han ofrecido su punto de vista, ya no solo sobre este dispositivo, sino de la situación general de los smartphones plegables. El resumen es que tan sólo les falta una única cosa para comerse el mercado, y te puedes hacer una idea de lo que es.

Pantalla del Samsung Galaxy Z Flip

El Samsung Galaxy Z Flip es uno de los terminales plegables de Samsung.

Los nuevos modelos van mejorando las prestaciones y solucionando los problemas que han surgido en los de primera generación. Sin embargo, en el caso del nuevo plegable de la firma surcoreana y del resto de dispositivos flexibles sigue habiendo un gran problema al que los usuarios deberán enfrentarse por el momento: el precio, y en algunos casos superan los 2.000 euros.

El alto coste de estos dispositivo hace que estén al alcance de muy pocos bolsillos, por lo que las ventas de estos terminales no son tan elevadas. Todos los teléfonos plegables están equipados con tecnología puntera y ofrecen unos caminos que antes no existían, con diseños innovadores. Unos elementos que hacen que el precio de estos dispositivos aumenten, incluso en los teléfonos inteligentes no plegables.

El precio es el gran obstáculo de los teléfonos plegables

Samsung Galaxy Z Fold2, presentación

El nuevo Samsung Galaxy Z Fold 2 en mano.

El teléfono plegable más barato actualmente es el Samsung Galaxy Z Flip, con un precio de 1.500 euros. No parece una suma realmente elevada, teniendo en cuenta que el Samsung Galaxy Note20 Ultra cuesta alrededor de los 1.300 euros. Lo que los usuarios demandan es unos precios más asequibles para los teléfonos plegables, para que así estén al alcance de todo el mundo y no de unos pocos.

A medida que pasa el tiempo las nuevas tecnologías se vuelven más baratas, y por lo tanto son más fáciles de producir. Es ahí cuando los fabricantes comienzan a rebajar la cifra de venta de sus dispositivos, por lo que es de esperar que en un futuro cercado los smartphones flexibles cuesten todavía menos (algo que ocurre con la gran mayoría de teléfonos).

Saber más: Opinión impopular: yo no creo que el Samsung Galaxy Fold cueste demasiado, y os lo demostraré

No cabe dudas de que los teléfonos plegables han sabido utilizar la tecnología de una manera diferente, permitiendo a los usuarios tener un móvil y una tablet en un solo dispositivo. Además, se espera que los principales fabricantes sigan lanzando al mercado más smartphones de este tipo, algunos de ellos con formas y funciones todavía no vistas.

Entra en Andro4all para leer el artículo completo

Puedes unirte a nosotros en Twitter, Facebook

¡Suscríbete a nuestro canal de YouTube!

Publicado recientemente en Andro4all

La entrada Lo único que le falta a los móviles plegables para comerse el mercado se publicó primero en Andro4all.

from Andro4all https://ift.tt/3k5mWLE
via IFTTT