Realme C21, análisis: gran batería y buen diseño para destacar en la gama de entrada

Realme C21, análisis: gran batería y buen diseño para destacar en la gama de entrada

Dentro del catálogo de Realme, la familia “C” es la que ocupa el escalón más bajo por prestaciones y precio. En ella, podemos encontrar varios modelos que primero son presentados en el mercado asiático y finalmente terminan llegando al resto del mundo, como el Realme C3, el Realme C11 y, ahora, el Realme C21.

Este último fue anunciado oficialmente en Malasia a primeros de marzo, pero acaba de poner un pie en el mercado global. Entre sus características, destacan su enorme batería de 5.000 mAh, su cámara trasera triple y, especialmente, un precio muy asequible para nuestro bolsillo. Aquí están nuestras conclusiones tras probar el Realme C21 a fondo en cada uno de los apartados.


Ficha técnica del Realme C21

REALME C21

Pantalla

LCD 6,5 pulgadas
Resolución HD+ (1.600 x 720 píxeles)

Procesador

Helio G35

RAM

3 GB / 4 GB LPDDR4X

Almacenamiento

32 GB / 64 GB + microSD

Cámara frontal

5 MP f/2.2

Cámara trasera

Principal: 13 MP f/2.2
Macro: 2 MP f/2.4 macro
Sensor B&N (monocromo) 2 MP f/2.4

Batería

5.000 mAh
Carga inversa

Sistema operativo

Android 10 + Realme UI

Conectividad

Dual 4G, WiFi 5, Bluetooth 5.0, NFC, Micro USB, jack 3,5 mm

Otros

Lector de huellas trasero, reconocimiento facial

Dimensiones y peso

165,2 x 76,4 x 8,9 mm
190 g

Precio

3GB/32GB: 109 euros
4GB/64GB: 139 euros

De plástico, pero bien acabado

Realme C21 Trasera

El Realme C21 dispone de una carcasa de policarbonato que, pese a la gran pantalla y la enorme batería, logra mantener el peso en 190 gramos y evita que se caliente el terminal. Además, tiene un acabado mate que combate eficazmente las huellas y los rasguños. La unidad que hemos probado es la de color Cross Blue, una tonalidad que, sumada al patrón geométrico de la trasera, otorga un aspecto atractivo al terminal a la vez que un cierto aire juvenil.

Ese patrón, además, favorece el agarre y hace que no sea tan resbaladizo como cabría esperar. Los cantos redondeados y un grosor inferior a 9 mm contribuyen también a generar una sensación agradable al sostenerlo en la mano, tanto en tacto como en ergonomía. En la trasera, por cierto, nos encontramos un módulo de cámara que apenas sobresale del cuerpo; otro punto positivo en diseño.

Realme C21 Camara

En el frontal, tenemos una pantalla LCD con un notch en forma de gota y unos biseles relativamente ajustados, a excepción del inferior, un poco más ancho. En este caso, hablamos de un panel de 6,5 pulgadas con resolución HD+ (1600 x 720 píxeles) que, en términos generales, y a pesar de su baja densidad de píxeles por pulgada (270 ppp), proporciona una buena visualización y un brillo automático correcto.

En términos generales, la pantalla del Realme C21 proporciona una buena visualización y un brillo automático correcto, aunque el tratamiento anti huellas no es efectivo

Por desgracia, el tratamiento oleofóbico no es eficaz y la presencia constante de huellas enturbia este apartado, especialmente, bajo la luz directa del sol. Sí son de agradecer las opciones adicionales que nos ofrece Realme UI para la pantalla, entre las que tenemos, por ejemplo, la posibilidad de ajustar la temperatura de color, la pantalla dividida para apps que soportan la multitarea o el modo Confort Visual (que reduce la luz azul).

Realme C21 Pantalla

Hablemos ahora del apartado de audio, donde este modelo cuenta con un altavoz en la parte trasera y una toma jack de 3,5 mm junto al conector Micro USB (sí, has leído bien, Micro USB…), pero no trae auriculares en la caja. La ubicación del altavoz, a nuestro juicio, no es la más adecuada porque, al dejar el móvil bocarriba sobre una superficie (que es la posición más común), no se oye nada. ¿Y si le damos la vuelta? El sonido que entrega no es potente y nos obliga a elevar el volumen al máximo, con la consiguiente pérdida de calidad.

Un rendimiento muy justo para el día a día

Realme C21 Rendimiento

Si miramos bajo el capó de este Realme C21, veremos que la compañía ha vuelto a apostar por el Helio G35 de MediaTek como cerebro, un chipset con litografía de 12 nm y ocho núcleos Cortex A53 a 2,3 GHz. Y decimos que “ha vuelto a apostar” porque es el mismo procesador que lleva a bordo el Realme C11, aunque Realme lo ha acompañado de más memoria RAM (3 o 4 GB) en el nuevo modelo.

Ese plus de RAM mejora un poco la experiencia en las tareas cotidianas, pero el retardo al abrir las aplicaciones es evidente en la mayoría de casos, lo que entorpece la fluidez general de todo el sistema. Aunque no hemos sufrido ningún cierre repentino o bloqueo en ninguna app, sí que hemos apreciado ciertos tirones al hacer scroll en las páginas webs o redes sociales. En cuanto a los juegos, hablamos de la gama de entrada, por lo que más vale que no lo pongas a prueba con títulos exigentes. A continuación, os dejamos el resultado de los benchmarks:

Realme C21 Benchmarks

REALME C21

REALME C11

XIAOMI REDMI 9C

WIKO VIEW5 PLUS

REALME 7i

PROCESADOR

Helio G35

Helio G35

Helio G35

Helio P35

Helio G85

RAM

4 GB

2 GB

3 GB

4 GB

4 GB

GEEKBENCH 5 (SINGLE/MULTI)

169 / 942

161 / 989

145 / 550

351 / 1.274

3D MARK (Sling Shot)

840

835

457

1.805

PCMARK WORK

5.838

3.658

6.401

5.747

11.500

Pasamos al software: Realme UI basado en Android 10 con el parche de seguridad de enero de 2021. Hablamos de una capa muy completa, pero bastante pesada, con varias apps propias y de terceros preinstaladas (como Facebook y Facebook Messenger). De los 64 GB que tiene nuestra unidad, quedan libres de inicio unos 50 GB, aunque siempre podemos desinstalar las apps de terceros y recurrir a una tarjeta microSD para ampliarlo. Es cierto que hay algunas apps duplicadas, pero también nos ofrece varias herramientas útiles.

En lo referente a sus sistemas de autenticación, viene con un lector de huellas (ubicado en la parte trasera) y reconocimiento facial. Tanto uno como otro resultan efectivos en la mayoría de las ocasiones y, sin ser demasiado rápidos, sí que reconocen nuestro dedo y nuestro rostro a la primera. Además, Realme UI nos da la posibilidad de iluminar la pantalla para el reconocimiento facial, de manera que en situaciones con poca luz también podemos desbloquearlo de esa forma.

{“videoId”:”x80e38u”,”autoplay”:true,”title”:”¿Está tu smartphone protegido realmente con la huella dactilar? Sistemas biométricos”}

Y vamos ahora con el punto fuerte de este teléfono: la autonomía. Al igual que hemos visto en otros modelos de la familia ‘C’, el Realme C21 cuenta con una gran batería de 5.000 mAh; si a eso le sumamos un hardware no demasiado exigente, obtiene más de 10 horas de pantalla, supera sin dificultades los dos días con un uso medio y puede alcanzar los tres días con un uso moderado.

Realme C21 Bateria

Desafortunadamente, no cuenta con carga rápida, por lo que, incluso apagado y conectado a la corriente, tarda en recargarse más de 3 horas (en 30 minutos, logra pasar del 0 al 18-20%). Y otro punto a mejorar aquí: Realme no sólo no ofrece un gráfico del consumo de batería, sino que, curiosamente, no pone el contador “a cero” con cada carga completa, por lo que los datos de consumo que muestra no son fiables.

Fotografía sin complicaciones y sin alardes

Realme C21 Camara 02

En el apartado fotográfico, el Realme C21 presenta una cámara frontal de 5 megapíxeles con apertura f/2.2 y una cámara trasera triple con un sensor principal de 13 megapíxeles f/2.2, un sensor de 2 megapíxeles para fotografía macro y un sensor monocromo de 2 megapíxeles para retratos. También graba vídeo a 1.080p/30fps y cuenta con la ayuda de la inteligencia artificial.

La aplicación de la cámara que nos propone Realme es tan sencilla como completa y, por lo general, se comporta correctamente. Tiene accesos directos a los principales modos de disparo (Noche, Vídeo, Foto y Retrato) y a las funciones más útiles (zoom digital, HDR, filtros, potenciación cromática, desenfoque del fondo, flash y efecto belleza). Además, en el carrusel de modos, la pestaña ‘Más’ nos permite elegir otros modos: Experto/Pro (con algunos ajustes manuales), Panorámica, Ultra Macro, Cámara Lenta, Time Lapse y Google Lens.

Realme C21 Dia Modo Foto con HDR automático

Vamos a lo importante: la calidad de las imágenes. En exteriores y con iluminación favorable, la cámara trasera arroja unos resultados bastante satisfactorios y el AF se comporta de manera rápida y efectiva, aunque el procesado es algo artificial y los colores aparece un poco saturados. El HDR es de gran ayuda en situaciones de contraluz, especialmente para salvar el azul del cielo, por lo que nuestro consejo es dejarlo activado en automático.

Realme C21 Hdr Modo Foto sin HDR (izda.) vs Modo Foto con HDR (dcha.)

El modo Foto tiene, además, un efecto belleza ajustable, que, incluso llevado al máximo, es bastante natural. El modo Retrato, por su parte, nos ofrece la posibilidad de ajustar el desenfoque del fondo a nuestro gusto, pero hay que tener cuidado para no pasarnos porque el recorte del primer plano puede resultar artificial. Se agradece que Realme haya incluido un modo Experto o Pro para jugar con el balance de blancos, la velocidad de obturación y la sensibilidad ISO, entre otros ajustes, pero el zoom digital y el modo Super Macro son totalmente prescindibles.

Realme C21 Retrato Modo Foto (izda.) vs Modo Retrato con el desenfoque del fondo al máximo (dcha.)

Por la noche o en interiores con poca luz, la calidad de las imágenes cae en picado y el ruido y la pérdida de detalle son muy evidentes. El modo Noche, aunque “amarillea” la foto, puede ayudarte a salvar una escena nocturna rescatando algo de detalle y enfocando mejor los puntos de luz; pero te avisamos que hace falta paciencia y buen pulso, porque el procesado es muy lento.

Realme C21 Noche Modo Noche
Realme C21 Noche 02 Modo Foto (izda.) vs Modo Noche (dcha.)

La cámara frontal también obtiene unos resultados bastante aceptables de día, aunque con menos calidad que la trasera. En el modo Retrato, una vez más, no conviene abusar del desenfoque del fondo porque sobreexpone el cielo y genera un recorte artificial del primer plano. No obstante, el rango dinámico y el detalle del sujeto son satisfactorios.

Realme C21 Selfie Dia Modo Foto de la cámara frontal
Realme C21 Selfie Retrato Cámara frontal: Modo Foto (izda.) vs Modo Retrato con el desenfoque del fondo al máximo (dcha.)

Llega la noche y… Adiós selfies. Si no cuentas con una fuente de luz artificial cercana, olvídate de obtener un autorretrato decente porque esta cámara no cuenta con modo Noche (sí que tiene HDR). Incluso si hay una farola o algo que pueda iluminar el rostro, el efecto acuarela y el ruido son excesivos, más allá de que el fondo pierde cualquier ápice de detalle.

Realme C21 Selfie Noche Modo Foto de la cámara frontal

Realme C21, la opinión de Xataka Android

Realme C21 Pantalla 02

Basta probar unos días el nuevo Realme C21 para darte cuenta de que sus puntos fuertes están en el diseño (cómodo y atractivo) y la autonomía (puedes olvidarte del cargador durante casi tres días). La pantalla tiene la certificación TÜV Rheinland y ofrece una buena visualización en términos generales, aunque la resolución HD+ nos sigue pareciendo escasa.

El Realme C21 no es, ni mucho menos, un mal teléfono, aunque echamos de menos una mayor evolución respecto al Realme C11

Pero claro, hablamos de un móvil de gama de entrada y eso significa que, para venderlo a 139 euros, Realme ha hecho algunos recortes. Los más evidentes están en las cámaras (que aprueban de día, pero suspenden de noche), la ausencia de carga rápida y el rendimiento del Helio G35, que, con una capa pesada como Realme UI, no puede sacar pecho precisamente. Además, la ubicación del altavoz y la elección del puerto Micro USB a estas alturas sí que nos parecen errores importantes.

¿Significa eso que es un mal teléfono? Ni mucho menos. Echamos de menos una mayor evolución respecto al Realme C11, pero poco más puedes pedirle por el precio que tiene. Eso sí, si al final decides comprar el Realme C21, nuestro consejo es que vayas directamente a la versión de 4GB/64GB: por 30 euros más, no sólo tendrás más RAM y más almacenamiento, sino también NFC, algo de lo que carece la variante de 3GB/32GB.

7.6

Diseño8,25
Pantalla7,75
Rendmiento6,5
Cámaras6,5
Software7,5
Autonomía9,0

A favor

  • Diseño atractivo con buenos acabados.
  • Autonomía suficiente para casi tres días.
  • Sistemas biométricos muy efectivos.

En contra

  • Ubicación y volumen del altavoz.
  • Micro USB a estas alturas… No, por favor.
  • Calidad de las cámaras por la noche.

El teléfono ha sido cedido para las pruebas por Realme. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.


La noticia

Realme C21, análisis: gran batería y buen diseño para destacar en la gama de entrada

fue publicada originalmente en

Xataka Android

por
Laura Sacristán

.

from Xataka Android https://ift.tt/2S4tlOs
via IFTTT