Exempleada acusa a Facebook: tengo las manos manchadas de sangre