Avión presidencial supersónico promete vuelos a 2,000 km/h