Twitter busca algo más importante que un nuevo CEO, busca usuarios